Gracias

Bueno, has dado clic, si estás leyendo esto te quiero decir que hice un compromiso con Dios, y dije que escribiría para él, no se si me van a leer, solo le dije que comenzaría para servirle a el, este es el primer año de más de cincuenta en el que espero servirle con dedicación y entrega, si me preguntas porque, te puedo decir que es por miedo, creo que no te esperabas esto, pero no es miedo a Dios, es miedo a mis desiciones, así que este primer texto se lo dedicaremos a tres temas, el miedo, el amor y el compromiso.

Sobre el miedo, creo que los has sentido y sabes a que me refiero, así que no platicaré sobre él, solo sobre uno de sus efectos y eso es la acción o la parálisis que pueda causar. El miedo tiene un componente de energía así que lo utilizo como impulso para no dejarme caer la acción, ahora, porque el amor, que tiene que ver con esto, bueno, es que el amor es otra de las fuerzas más poderosas que existen, el amor lo suple todo, el amor nunca deja de ser.

Esa fuerza que motiva no es igual a el termino «amor» que se usa con frecuencia en estos tiempo, el amor es una decisión y una decisión con amor es un compromiso.

Así que aquí estoy comprometido con Dios que me dio una tarea en esta tierra, una pequeña gran tarea que me llevará más de 50 años completar.

Bueno gracias por estar aquí, si quieres continuar, seguiremos con el tema del amor.

Esta es la lista de entradas, puedes ir en orden o saltar, como se te antoje, lo que necesites.